• La senadora de Grupo Parlamentario Popular por Cáceres, Dolores Marcos, exige al ministro Óscar Puente soluciones a corto plazo para los servicios ferroviarios en Extremadura. “No le pregunto por esa alta velocidad que nunca llega, sino por medidas tan a corto plazo que, hasta usted pueda verlas como ministro”, ironiza.
  • En palabras de la senadora, la región sufre retrasos “constantes, averías, transbordos en autobús e, incluso, situaciones de riesgo como incendios en plena marcha” que, “puedo contar en primera persona”.
  • Afea al ministro de Transportes que normalice este tipo de incidencias y que diga que “lo que tenemos que hacer es acostumbrarnos”, y añade que “por cosas así y declaraciones como la suya, el tren de Extremadura es conocido como el tren de la vergüenza”.
  • En este sentido, advierte a Puente que los extremeños nunca se van a acostumbrar a que “viajar en tren sea una odisea” o a que, a pesar de la electrificación de las vías, la mayoría de los servicios sigan siendo con los trenes de media distancia de siempre, “que son los que más se averían”.
  • “Ha hablado usted en alguna ocasión de la antigüedad de estos trenes y sí, es cierto. Hoy son seis años más viejos que cuando llegaron al Gobierno, pero ¿los han retirado de la circulación? No”, critica.
  • A renglón seguido le pregunta si puede asegurar que no se vayan a repetir las “lamentables escenas de los últimos veranos”, con pasajeros “tirados en medio del campo en plena ola de calor”, por el sobrecalientamiento de los viejos trenes.
  • La senadora Marcos asegura que desde que entraron en funcionamiento los abonos gratuitos, “no se puede planificar un viaje si no es con semanas, o incluso meses de antelación”, porque no han reforzado la oferta y no hay plazas suficientes. A lo que vuelve a plantearle “¿van a hacer algo al respecto? No”, incide.
  • Añade que “desde luego a lo que no nos acostumbraremos es a los engaños”, apostilla la dirigente popular para exponer que, en los meses de mayo y junio, Renfe interrumpirá el servicio por unas obras que “según había dicho Adif, no impiden la circulación. ¿Dirá alguna vez la verdad, señor ministro? No”, exclama y le recuerda que esas interrupciones supondrán nuevos transbordos por carretera, con el consiguiente perjuicio para los pasajeros, “en especial, para las personas mayores y las personas con movilidad reducida”, lamenta.
  • Así, le pide que cuente toda la verdad sobre las obras y, sobre todo, que no pida “imposibles: Uno nunca se acostumbra a lo Será por eso que nos cuesta tanto tenerle como ministro”, afirma Marcos.
  • Concluye dirigiéndose directamente al titular de Transportes: “Ya que, tanto usted como su equipo, están tan pendientes de las redes, yo le pido que se ponga a trabajar de verdad y esté pendiente de la otra red: la ferroviaria” y, de paso, “deje de pulsar el botón de bloqueo a Extremadura”.