Cáceres, 16 febrero de 2024.- El Partido Popular de la Provincia de Cáceres presentará en todos los ayuntamientos en donde tiene representación una moción de apoyo al campo, en defensa de los agricultores y ganaderos españoles con la que se pretende dar un respaldo a sus justas reivindicaciones.

El Partido Popular es el partido del campo y del medio rural. Siempre ha considerado la agricultura, la ganadería y la industria agroalimentaria como sectores estratégicos que vertebran España, arraigan a la población en el territorio y combaten la despoblación.

La crisis en el campo viene gestándose desde hace tiempo debido fundamentalmente a la asfixia regulatoria, las exigencias ambientales a la actividad agrícola y ganadera y los elevados costes de producción. Por lo tanto, el PP apoya las movilizaciones de agricultores y ganaderos al considerarlas legítimas y desea que se desenvuelvan de forma ordenada y sin daños hacia las personas o bienes.

El Gobierno de España ha estado gestionando de espaldas al campo. No ha escuchado al sector, ni a las comunidades autónomas, tomando decisiones sin el consenso necesario.

Se ha permitido demonizar al sector ganadero, la producción y el consumo de carne. Ha acusado a la agricultura de un excesivo consumo de agua, obviando que necesita soluciones frente a la sequía, para producir y alimentarnos.

Además, están las declaraciones de los ministros Marlaska y Puente. Causa sorpresa que el Gobierno que ha sacado a la calle a violadores y quiere amnistiar a quienes han cometido delitos, se acuerde de la ley para aplicársela a agricultores y ganaderos.

Las acciones del Gobierno de España han desprestigiado al sector. No se puede defender el medio ambiente atacando a agricultores y ganaderos.

Europa tiene que hacer reformas, reduciendo burocracia, simplificando normativa y revisando exigencias ambientales. De forma singular debe revisar las aplicadas en el sur de Europa. Para adaptarlas a unos condicionantes climáticos y ambientales diferentes.

El PP y el Gobierno de María Guardiola han venido advirtiendo de que la nueva PAC iba a tener unas consecuencias negativas, lo que ha sido la gota que ha colmado el vaso tras la sequía, los altos costes de producción y otras dificultades que atraviesa el campo español.

Las peticiones que hacen estos días los agricultores y ganaderos coinciden con las que el PP y el Gobierno de Extremadura han venido haciendo de forma reiterada, pero a las que el Gobierno de Sánchez ha hecho caso omiso.

De ahí que presentemos esta moción, para seguir incidiendo en el apoyo del PP al campo y que Sánchez y Planas escuchen de una vez por todas a un sector imprescindible.

En esta moción el Partido Popular exigirá un plan de choque con 15 medidas:

 

  1. Reivindicar el carácter estratégico del sistema agroalimentario español, su aportación a la economía y la vida en el ámbito rural.
  2. Reforzar la imagen de España como un país atractivo por la calidad de sus productos alimentarios, la seguridad de sus alimentos y el alto valor de nuestra gastronomía.
  3. Garantizar la producción de alimentos en Europa y no incrementar nuestra dependencia de terceros países.
  4. Exigir, de forma obligatoria, un informe de impacto en la economía rural aparejado a cualquier norma que se apruebe.
  5. Exigir, la flexibilidad del Plan Estratégico de la Política Agraria Común (PAC) incluyendo medidas como la reducción de regulaciones y la revisión de los ecorregímenes.
  6. Un Pacto Nacional del Agua que asegure la disponibilidad de agua para cultivos e industrias como garantía de seguridad alimentaria. Para ello, es necesario realizar una inversión en infraestructuras.
  7. Exigir la revisión de la Ley de la Cadena Alimentaria con el objetivo de garantizar el equilibrio entre los agentes de la cadena y evitar inseguridad jurídica.
  8. Revisar el Plan de Seguros Agrarios combinados para actualizar rendimientos por hectárea y ampliar coberturas ante problemas de mercados.
  9. Reformar el PERTE agroalimentario para ajustarlo a las características de nuestro tejido agroindustrial.
  10. Creación de un equipo de expertos para revisar las políticas de sanidad animal, que, además, analice la situación de la cabaña ganadera y establezca criterios técnicos de prevención y atención ante enfermedades.
  11. Revisar todos aquellos elementos que minan nuestra competitividad según la normativa nacional y que no son exigencia de Europa.
  12. Exigir al Gobierno el compromiso de no crear nuevos impuestos ni aplicar cargas adicionales a ninguno de los agentes de la cadena alimentaria.
  13. Suspender el impuesto al plástico, que lleva recaudado más de 45.000.000 de euros de lo inicialmente esperado.
  14. Rebajar el IVA de los productos esenciales incluyendo carne, pescado, conservas y todos los productos lácteos o sus derivados.
  15. Exigir el pago inmediato de las indemnizaciones correspondientes a los productos que han sufrido ataques en territorio francés.