El PP afirma que la Diputación ha terminado el 2020 en números rojos debido a la pasividad y la mala gestión del PSOE

  • Los Populares lamentan que los grandes perjudicados sean la provincia de Cáceres, los ayuntamientos y los sectores tan importantes como los autónomos y las pymes

  • Piden al equipo de gobierno que se adapte a la situación real, que sea humilde y capaz de llegar al diálogo por el bien de nuestra tierra

19 de enero 2021.- El PP en la Diputación de Cáceres ha afirmado que la provincia de Cáceres ha terminado el año 2020 en números rojos, debido a la pasividad y a la mala gestión del PSOE al frente de la institución provincial.

El Portavoz de los Populares, José Ángel Sánchez Juliá, ha destacado que una muestra de ello, es que nuestra provincia terminó el año con 38.986 desempleado, es decir, 3.535 que en 2019, y en esta cifra que no se incluyen aquellas personas que se encuentran en situación de ERTE. Y a esto, hay que añadir que el 57% de las desempleados de la provincia son mujeres.

Para los Populares, la despoblación sigue siendo la herida por la que nuestra provincia se desangra a día a día, y esto sumado a la pandemia y a que cada vez contamos con menos autónomo y pymes, esta situación está ahondando en la herida.

Por culpa de las nefastas políticas del PSOE nuestra provincial se está viendo gravamente perjudicada, y muestra de ello, es que en el mes de mayo aprobaron el Plan Reactiva que aplazó toda la inversión extraordinaria para 2021 y 2022. Además, los dos millones de euros destinados a ayudas directas a las empresas lo trocearon, perdió su valor y su impacto.

Sánchez Juliá también ha lamentado que los ayuntamientos se han encontrado solos, ya que no han tenido ayudas por gastos extraordinarios, ni reducción de cofinanciaciones, ni reducción de tasas o reparto de remanente del OARGT.

Tan mala ha sido la gestión de los socialistas, que la ejecución de las inversiones presupuestadas no llega ni al 50%, y pese a todo esto, el gobierno socialista ha endeudado la institución en 30 millones de euros, mientras que inconcebiblemente el presupuesto para inversiones en 2021 solo se incrementa en 13 millones de euros, lo que pone de manifiesto que el 53% del endeudamiento está dirigido a financiar la acción ordinaria de la Diputación.

Para el Portavoz Popular, el PSOE ha convertido la institución en una administración sobredimensionada, que gasta más en su funcionamiento que en invertir en los municipios, ya que para invertir un euro en los municipios necesita gastar dos euros en el funcionamiento de la institución.

Por todo ello, el PP ha pedido al equipo de gobierno que en este año den un giro de 180 grados y vuelvan a recuperar el espíritu del ser el ayuntamiento de los ayuntamientos, que se adapten a la nueva situación, porque los empresarios, las pymes y los autónomos lo están pasando tremendamente mal, los vecinos en sus casas se encuentran cada día con más dificultades, los ayuntamientos pelean día a día con escasos recursos, y es ahí donde la Diputación debe centrar sus esfuerzos.

NUEVO PRESIDENTE

Por otro lado, y ante el nombramiento de Carlos Carlos como Presidente de la Diputación de Cáceres, el PP le ha pedido que sea humilde, que tenga capacidad de diálogo y que sea capaz de llegar a consensos, dejando de lado las ataduras y las influencias externas de su partido, ya que ocupa un cargo institucional en el que debe servir a todos los igual.

Sánchez Juliá ha resaltado que los Populares siempre están dispuestos a llegar a acuerdos por el beneficio de nuestra provincia, pero le ha pedido al equipo de gobierno que no olviden que el PP es un partido serio, responsable y exigente.

Por último, también han solicitado al Presidente que tenga liderazgo para defender a la provincia de Cáceres por encima de los intereses partidistas y de las discriminaciones que puedan llegar por parte de la Junta de Extremadura, ya que la institución provincial no puede ser cómplice de una Extremadura de dos velocidades, donde nuestra provincia siempre sale perdiendo.