El PP lamenta la actitud, la falta de respeto institucional y las formas del Alcalde de Trujillo

  • Considera que negar a la oposición el derecho a réplica vulnera el derecho de participación

  • Solicita a Redondo y al PSOE que paren con esa actitud que solo fomenta la crispación y la falta de transparencia

26 de mayo 2020.- El PP de Trujillo ha lamentado la actitud, la falta de respeto institucional y las formas que al Alcalde de Trujillo, José Antonio Redondo, demostró una vez más en el día de ayer en la celebración del pleno ordinario.

Los Populares han considerado que la negación por parte de Redondo a las réplicas es una vulneración al derecho de participación en el debate hacia la oposición, y demuestran una vez más, que al PSOE solo le interesa silenciar las críticas de aquellos que denuncian su mala gestión y su falta de voluntad para llegar a acuerdos.

La Portavoz Popular, Inés Rubio, ha lamentado que un Alcalde que representa a todos los trujillanos se comporte de manera prepotente y con un tono despectivo, ya que es el primero que debe dar ejemplo ante la sociedad por el cargo que ocupa.

Rubio también ha destacado que este tipo de actitudes solo contribuyen a crear crispación y malestar en el Ayuntamiento, y ha resaltado que no debería ser así, y menos en el momento en el que nos encontramos, ya que ahora más que nunca debe primar la tolerancia y el respeto, para salir de manera conjunta de esta situación de crisis en la que nos encontramos, lo antes posible.

Desde el PP de Trujillo se ha recordado que desde que comenzó la legislatura le han tendido la mano en todo momento para velar por el presente y el futuro de Trujillo y de todos sus ciudadanos, además de apostar por el consenso, por el diálogo y por la participación social.

Por último, los Populares han pedido públicamente a Redondo y al PSOE que termine con este tipo de comportamientos que no benefician a nadie, y que sólo contribuyen a la falta de transparencia, a aumentar la crispación y a impedir que la oposición puede ejercer su derecho a control del gobierno.